La cima del Monte Everest podría, en las próximas semanas, volver a ver ondear la bandera tricolor de Venezuela gracias a Giselle Cesín y Alberto Camardiel, dos valientes deportistas criollos que forman parte del Proyecto 8848 y que buscarán lograr lo que ningún otro compatriota ha conseguido en los últimos 15 años: hacer cumbre en la montaña más alta del mundo.

El primer paso ya se dio: Tanto Cesín como Camardiel partieron este pasado lunes 3 de abril desde Estados Unidos hacia Katmandú, capital de Nepal, donde esperan encontrarse con el resto del equipo del Proyecto 8848 (otros cuatro montañistas, incluyendo a los argentinos nacionalizados estadounidenses Willie y Damián Benegas).

Allí pasarán unos días de adaptación para luego, el 7, enrumbarse a la localidad de Lukla y preparar el ascenso propiamente dicho. ¿Cómo lo harán? Aclimatándose en la zona y entrenando en las montañas circundantes del campamento base hasta que llegue mayo, mes previsto para comenzar la poderosa escalada por la vertiente sur del Everest.

Cesín y Camardiel han pasado los últimos meses entrenando a todo dar en pos de alcanzar la meta planteada, y lo han hecho a consciencia de lo que su gran esfuerzo y trabajo representa tanto a nivel personal como nacional para todos en el país. Claro, tanto ellos como el resto del Proyecto 8848 no estarán solos en su travesía: Fundasitio los estará acompañando como uno de sus aliados y patrocinadores principales.

Se estima que sean unos 55 los días en total que dure toda la expedición, y está previsto que los protagonistas de la historia, así como Fundasitio, vayan informándole al país y al mundo de todas las experiencias vividas por el grupo en Nepal a través de las redes sociales (Instagram: @gisellecesin, @acamardiel, @fundasitio; Twitter: @gisellecesin, @acamardiel, @fundasitio; Facebook: Giselle Cesín, Alberto Camardiel y FundaSitio, respectivamente).