Los avances en materia tecnológica, específicamente en el mundo digital, no siempre son utilizados para el crecimiento de la humanidad. Algunos aprovechan la ignorancia de muchos internautas para suplantar identidades, robar datos e información, o difamar a una empresa o persona.

Rafael Núñez Aponte, director de MásQueDigital, explicó al semanario Las Verdades de Miguel que existen muchas formas en las cuales una persona puede ser víctima de actos ilegales en la red.

Una de esas modalidades es el phishing, que consiste en la suplantación de identidad para obtener información confidencial, como datos bancarios y contraseñas corporativas, lo que abre el camino a robos. El cybercriminal, explica Rafa Núñez, se hace pasar por un representante de una empresa a través de e-mails, llamadas telefónicas o cualquier tipo de mensajería, para solicitar información detallada sobre su cuenta, pregunta de seguridad, claves de usuario, etc. Incluso algunos crean portales digitales parecidos a los de un banco, para que el usuario acceda y descargue sus datos allí, haciéndolo creer que todo es verídico y real, cuando en realidad está siendo estafado.

Otra modalidad es el bulo, utilizado para difundir informaciones falsas o comprometedoras para desprestigiar a una persona o empresa. Rafael Núñez explica que el WhatssApp es uno de los medios más utilizados para este fin, debido a la rapidez con la que se puede difundir una información a través de los grupos. Similar ocurre con las redes sociales, donde la velocidad con la que se difunde una información es tan volátil que no siempre es verificada, lo que podría llevar al pánico de toda una población.

Para evitar ser víctima de alguna de estas modalidades de delitos digitales, Rafael Nuñez sugiere:

  • Colocar una contraseña sólida al smartphone: en caso de robo o extravío, la información allí guardada (imágenes, videos, sonidos, contraseñas, accesos personales) no puedan ser utilizadas por más nadie.
  • Activar doble factor de verificación: que exige al usuario un código de verificación enviado por mensajería de texto, sumado al tradicional login de usuario y contraseña.
  • Verifique la información: al recibir una “cadena” en los grupos de WhatssApp o redes sociales, asegúrese de que la misma sea real y verificada, para evitar esparcir rumores.
  • Hable con sus hijos: aclare cómo funciona la red, para evitar que acceda a páginas con contenido inapropiado, o que acepte invitaciones de amistad de desconocidos que pueden utilizarlo para obtener información sensible localizada en su computador.