Es común que las personas que sufren de un accidente, una quemadura o un evento post-quirúrgico, presenten lesiones y cicatrices en sus cuerpos que les limiten algunas funcionalidades, además de alterar sus capacidades emocionales y hasta sociales. Sin embargo, también es común que haya gente dispuesta a extenderle una mano amiga a esas personas, y ese es precisamente el caso de la Fundación Tatuando Sonrisas.

Esta institución de asistencia social sin fines de lucro tiene como objetivo y misión principal ayudar a niños y adultos de bajos recursos que han pasado por un proceso como el antes mencionado a través de la aplicación de la novedosa herramienta de la tecnología láser, permitiéndoles así recuperar y mejorar sus estados tanto físicos como anímicos.

Fue a mediados del año 2011 cuando nació la Fundación Tatuando Sonrisas, luego que la Doctora Katiuska Rivera mejorara las funcionalidades de una paciente precisamente mediante el uso del láser. Al ver el alcance de lo que había logrado, la profesional de la salud se dedicó a aplicar el tratamiento en otras personas, especialmente las más necesitadas, y pronto (en conjunto con varios colegas con la misma determinación solidaria) consolidaron lo que hoy es la esta laboriosa organización.

A partir de entonces, Rivera y sus colaboradores se han dedicado a ofrecer de forma gratuita la mejor asistencia médica a aquellos pacientes que más lo necesitan, y han logrado transformar (gracias al inestimable aporte y la infraestructura de otros centros que ayudan a facilitar el servicio del material, el personal administrativo, y hasta los equipos para el desarrollo de las actividades) a la fundación en un punto de referencia en muchas partes de la región centro-occidental de Venezuela.

Las actividades de la Fundación Tatuando Sonrisas se realizan en períodos quincenales en los que atienden a decenas de pacientes, siempre cuidando con el máximo rigor las especificidades de cada uno de ellos, y aplicando los tratamientos respectivos por sus cantidades de tiempo necesario, hasta lograr el objetivo de transformar para bien sus lesiones (amén de la realización de charlas educativas y orientadoras que tocan temas de psicología, autoestima, motivación personal, prevención de accidentes en el hogar, entre más).

Como se dijo, la Doctora Katiuska Rivera no está sola en esta cruzada. La acompañan un grupo de galenos y especialistas como la Licenciada Diana Secchi, la Doctora Norma Sánchez, Cristina Premerl, el Doctor Gabriel Ramírez, la Doctora Zenaida Romero, entre otros, todos muy conscientes de sus capacidades y su misión solidaria.

Fundasitio, siempre dispuesto a colaborar con las causas sociales que brinden el mayor de los bienestares para el país, también se ha unido a la cruzada y ha donado el portal web de la Fundación Tatuando Sonrisas (www.tatuandosonrisas.org.ve), permitiéndole aumentar su rango de espectro al ingresar en el globalizado mundo de la Internet.